domingo, 30 de marzo de 2014

IV Domingo de Cuaresma -Ciclo A-


No sé quién es, pero sé lo que ha hecho por mí…
Nos acercamos a los días centrales de la Semana Santa. Los textos que se proclaman en la liturgia recogen la tensión de los acontecimientos vividos por Jesús y sus acompañantes. Las posturas ante el Maestro de Nazaret se polarizan cada vez más, y, tanto él como sus adversarios toman posiciones. Conocemos el desenlace final. A XXI siglos de distancia el drama no deja de sobrecogernos, sobre todo, porque no deja de acontecer: los sabios y los poderosos de este mundo no reconocen más autoridad que la propia (sea esta política, económica o religiosa…), la que han gestado a su imagen y semejanza. Y no están dispuestos a ver más allá de las luces (ficticias) que ellos mismos creen desprender. Si hay algo o alguien capaz de inquietar sus conciencias, o desequilibrar su estatus, lo eliminan sin más, como hicieron con Jesús. Tienen poder para hacerlo, y lo hacen. El drama de la Semana de Pasión comienza cada día, en cualquier rincón del mundo donde los ciegos por voluntad propia siguen proclamándose dueños absolutos de la verdad, su verdad; mientras muchos otros hombres y mujeres, tirados por el camino de la vida, aparentemente ciegos, siguen encontrándose, de improviso, con la Luz de Dios, son su fuerza sanadora: Jesucristo.

Trinidad León, mc.

miércoles, 26 de marzo de 2014

136 AÑOS DE FUNDACIÓN DE LA CONGREGACIÓN, CELEBRACION EN EL COLEGIO DE CORDOBA

CELEBRANDO 136 AÑOS DE CARIDAD REDENTORA Cada 16 de marzo nos llena de alegría porque celebramos una página más de nuestra historia como mercedarias de la Caridad. Esto es un motivo de gozo que nos invita a la fiesta. Así lo hemos celebrado en nuestra comunidad educativa de Córdoba:  Celebramos una eucaristía de acción de gracias toda la comunidad educativa, en la parroquia de Jesús Divino Obrero, el día 17, por estos 136 años de merced y la vida de nuestro Padre Zegrí, donde las hermanas portaron una vela como signo de su ofrenda al Señor a lo largo de la historia, también se puso de manifiesto nuestros distintos apostolados terminando con una danza a nuestra Madre de la Merced. En el patio, realizamos talleres: anillos, pinturas de cara, papiroflexia, encajes, dibujos con pintura… donde los mayores tutorizaban a los pequeños. Fue un momento de compartir, donde todo se llenó de color y de calor por la convivencia entre todos. Los chicos se lo pasaron genial. Ha sido una fiesta hermosa donde cada uno ha puesto lo mejor de sí, para continuar escribiendo una bella historia de merced.

                                 136 AÑOS DE CARIDAD MERCEDARIA